En Barcelona buena comida es buena vida

La historia de Lara Petrella, quien desde hace un año prepara platos sanos y personalizados a sus comensales Pedir un menú en Lapetrella es como ir al sastre: te preguntan qué te gusta, te toman las medidas del cuerpo, y, luego, te llevan el traje a casa. Nada de prêt-à-porter. El primer cliente de este proyecto…